• Luis Mania

Video: esta supercomputadora creará el Metaverso de Meta

Se trata de un equipo que contará con la mayor velocidad de procesamiento del planeta para mediados de este año.



Meta completó la primera fase de una nueva supercomputadora de Inteligencia Artificial (IA). Una vez que el AI Research SuperCluster (RSC) esté completamente construido a finales de este año, la empresa cree que será la computadora de IA más rápida del planeta, capaz de "rendir a casi 5 exaflops de computación de precisión mixta".

La empresa afirma que el RSC ayudará a los investigadores a desarrollar mejores modelos de IA que puedan aprender de billones de ejemplos. Entre otras cosas, los modelos podrán construir mejores herramientas de realidad aumentada y "analizar a la perfección textos, imágenes y vídeos de forma conjunta", según Meta. Gran parte de este trabajo está al servicio de su visión del metaverso, en el que dice que las aplicaciones y los productos impulsados por la IA tendrán un papel clave.

"Esperamos que el RSC nos ayude a crear sistemas de IA totalmente nuevos que puedan, por ejemplo, ofrecer traducciones de voz en tiempo real a grandes grupos de personas, cada una de las cuales habla un idioma diferente, para que puedan colaborar sin problemas en un proyecto de investigación o jugar juntos a un juego de realidad aumentada", escribieron el director del programa técnico Kevin Lee y el ingeniero de software Shubho Sengupta en una entrada del blog.

El RSC dispone actualmente de 760 sistemas Nvidia DGX A100 con un total de 6.080 GPU. Meta cree que la iteración actual ya se encuentra entre los superordenadores de IA más rápidos del planeta. Basándose en las primeras pruebas, afirma que RSC puede, en comparación con la configuración anterior de la compañía, ejecutar flujos de trabajo de visión por ordenador hasta 20 veces más rápido y la NVIDIA Collective Communication Library más de nueve veces más rápido.

Meta afirma que RSC también puede entrenar modelos de procesamiento del lenguaje natural a gran escala tres veces más rápido. De este modo, los modelos de IA que determinan si "una acción, un sonido o una imagen son perjudiciales o benignos" (por ejemplo, para erradicar el discurso de odio) pueden entrenarse más rápidamente. Según la empresa, esa investigación ayudará a proteger a las personas en servicios actuales como Facebook e Instagram, así como en el metaverso.

Además de crear la infraestructura física y los sistemas para hacer funcionar el RSC, Meta dijo que tenía que asegurarse de que existían controles de seguridad y privacidad para proteger los datos de entrenamiento del mundo real que utiliza. Afirma que, al utilizar datos del mundo real procedentes de sus sistemas de producción, en lugar de conjuntos de datos disponibles públicamente, puede poner en práctica su investigación de forma más eficaz, por ejemplo, identificando contenidos nocivos.

Este año, Meta tiene previsto aumentar el número de GPU en RSC hasta 16.000. Dice que eso aumentará el rendimiento del entrenamiento de IA en más de 2,5 veces. La empresa, que empezó a trabajar en el proyecto a principios de 2020, quería que RSC entrenara modelos de IA en conjuntos de datos de hasta un exabyte de tamaño (el equivalente a 36.000 años de vídeo de alta calidad).

"Esperamos que este cambio de función en la capacidad de computación nos permita no sólo crear modelos de IA más precisos para nuestros servicios actuales, sino también habilitar experiencias de usuario completamente nuevas, especialmente en el metaverso", escribieron Lee y Sengupta.

En Estados Unidos se están construyendo otros sistemas de exaescala. Se espera que el retrasado superordenador Aurora del Laboratorio Nacional Argonne del Departamento de Energía alcance los 2 exaflops, mientras que el superordenador El Capitán, que gestionará las reservas nucleares del país, superará los 2 exaflops cuando llegue el próximo año.