• Luis Mania

Video: "Dale, pedí ahora el minuto de silencio", la orden de Cristina Kirchner al presidente

La vicepresidenta intervino antes que Alberto Fernández comenzara su discurso para decirle que se solidarice con el pueblo ucraniano por la invasión rusa.

Segundos antes de que comenzara el discurso del presidente de la Nación, Alberto Fernández, su vicepresidenta Cristina Kirchner le susurró una orden al oído, que fue captada por los micrófonos: "Dale, pedí ahora el minuto de silencio". El video rápidamente se viralizó en redes sociales.



Se refería a un gesto de solidaridad por la invasión rusa sobre Ucrania, que fue uno de los temas que se instaló desde temprano en el recinto. La oposición encabezada por Juntos por el Cambio recibió a Fernández con carteles de la bandera de Ucrania sobre sus bancas. Javier Milei, por su parte, se mostró con una bandera con los colores azules y amarillos.

También hubo polémica cuando el bloque de JxC pidió la palabra y la presidenta del Senado no se la concedió. Por ello, el diputado Mario Negri se retiró del recinto luego de que le negaran la palabra para pedir un minuto de silencio por la guerra en Ucrania. "Evidentemente, para ella somos invisibles", se quejó en Twitter.



Durante el minuto de silencio se lo pudo ver al presidente en la transmisión oficial de Casa Rosada tirando besos a alguien del público y a la vicepresidenta acomodándose el pelo, gestos que fueron criticados en las redes sociales.


Después del minuto de silencio, el mandatario leyó su discurso en el cual manifestó que "el mundo está conmovido" en medio de "tiempos difíciles signados por crisis sanitarias, económicas y bélicas".

"La tragedia de una pandemia contra la que aún luchamos ha dejado al descubierto las inequidades en las que vivimos. Pudimos ver el modo en que la riqueza se concentra en pocos mientras la pobreza y la marginalidad se distribuye en millones de seres humanos que claman por dignidad y justicia", resaltó.

En esa línea, Fernández advirtió: "Ahora, cuando se empezó a controlar la ferocidad del virus, vemos con pesar que tanto dolor y tanta muerte no han logrado conmover la ética de los poderosos que encerrados en la lógica de un capitalismo financiero que busca perfeccionar su renta, solo logra profundizar aquella desigualdad".

"En ese contexto, la paz del mundo se altera por la invasión militar de la Federación de Rusia sobre Ucrania. Europa se conmueve mientras el fantasma de una guerra vuelve a levantarse. Otra vez la violencia bélica arrasa vidas humanas", sentenció el presidente.

Luego, alertó que "la humanidad estará siendo condenada a padecer la indecencia de los poderosos, si el mundo no comprende que es este el momento preciso en que debemos darle una oportunidad a la paz y que debemos construir nuevas reglas que saquen de la postergación a los millones de desposeídos que apenas sobreviven".

Fernández sostuvo que Argentina "es parte de ese mundo y no puede escapar al contexto en el que está inmersa" y señaló que "la guerra, en un mundo que se ha globalizado, indefectiblemente genera consecuencias sobre nuestro país".

No obstante, concluyó: "Aún así, aún cuando esa realidad parece producir un enorme desaliento, estoy convencido de que estamos viviendo un momento verdaderamente histórico para la Argentina. Un tiempo bisagra a partir del cual podemos construir el país que nos merecemos".