• Luis Mania

Video: así destruyó Rusia el shopping de Kiev y justificó la masacre

Actualizado: 22 mar

El gobierno ruso aseguró que en el centro comercial Retroville había armamento del ejército ucraniano.


El Ministerio de Defensa de Rusia afirmó este lunes que el centro comercial atacado anoche en Kiev servía de almacén para lanzaderas de cohetes y estaba inoperativo.

"En la noche del 21 de marzo, una batería de lanzacohetes múltiples ucranianos y una base de almacenamiento de su munición en un centro comercial inactivo fueron destruidos por armas de largo alcance de alta precisión", dijo el portavoz de la cartera, Ígor Konashénkov.

A través de un video, el gobierno ruso mostró diferentes ataques.



En una de sus comparecencias diarias, Konashénkov aseguró que en las afueras de la capital ucraniana las unidades nacionalistas ucranianas "utilizaban como escudos edificios residenciales para disparar contra las tropas rusas desde sistemas de lanzamiento de cohetes múltiples".

"Al mismo tiempo, el territorio de un centro comercial ubicado en el suburbio "se usó como una gran base para almacenar munición para lanzaderas de misiles".

"La inteligencia rusa confirmó las coordenadas de los sistemas de lanzamiento de cohetes ucranianos a través de varios canales, y también reveló la ubicación del almacén con municiones propulsadas para cohetes", aseguró Konashénkov.

El portavoz castrense aseguró que los militares rusos disponen de imágenes de vídeo con la llegada de lanzaderas de cohetes al territorio del centro comercial y mostró un vídeo donde presuntamente está grabado ese momento.



Agregó que Rusia tiene varias pruebas del uso por parte de los "nacionalistas" ucranianos de instalaciones civiles en Kiev y otras ciudades de Ucrania para instalar sistemas de artillería.



Las autoridades ucranianas informaron esta mañana de la muerte de ocho personas en el ataque ruso al centro comercial en Kiev.

El centro comercial quedó destruido como consecuencia del fuego que provocó el ataque y también resultaron dañadas las ventanas de las viviendas próximas y los coches estacionados en las inmediaciones.

Inicialmente se había informado de cuatro muertos y un herido en el ataque contra el centro comercial y posteriormente de al menos seis víctimas mortales.