• Luis Mania

Un corazón solidario y un mural para concientizar sobre el cáncer infantil.


En la Plaza Manuel Belgrano de Alvear Oeste se conmemoró el Día Internacional de la Lucha contra el Cáncer Infantil, como acciones concientizadoras se inauguró un corazón solidario para la recolección de tapitas plásticas y un mural, cuyo título es: "Luchando con una sonrisa".

Este día tiene como objetivo sensibilizar y concienciar sobre la importancia de los desafíos a los que se enfrentan los niños, los adolescentes y sus familias, así como de la necesidad de que todos los niños, en cualquier lugar del mundo, tengan acceso a un diagnóstico y tratamiento, preciso y a tiempo.


El Asesor de Niñez, Adolescencia y Juventud Daniel Quiles manifestó la importancia de realizar la inauguración del Corazón Solidario para juntar tapitas:



“En el marco del Día Internacional de la Lucha contra el Cáncer Infantil invito a la sociedad para aportar su granito de arena, a realizar buenas prácticas en el cuidado del medio ambiente y que además se transforman en recursos para que los niños oncológicos cuenten con los insumos necesarios en su diagnóstico y tratamiento en el Hospital Pediátrico Dr. Humberto Notti. También inauguramos el mural realizado por Sonia Torres dentro del Programa Paredes que hablan, que además de embellecer la Ciudad brinda un mensaje de concientización sobre esta enfermedad que atraviesan algunos niños de la comunidad”.

Por su parte, Gisela Bello, de la Agrupación Mujeres a Puro Corazón, explicó que para quienes atraviesan esta enfermedad es muy simbólico este día, que se ha creado más que nada para concientizar sobre la lucha y el apoyo a los niños que atraviesan esta enfermedad y a sus familias: “Saber que una tapita plástica contamina el medio ambiente y si la colocamos en este corazón solidario ayudamos a niños del Hospital Notti, dado que desde allí se venden las tapitas y se compran los insumos necesarios para los pacientes. Igualmente, existe una Ley Oncopediátrica en Mendoza, está reglamentada y está siendo utilizada por los papás que han obtenido sus certificados oncológicos y sus credenciales. Quiero pedir a la sociedad su colaboración para que salga la Ley Nacional, que tiene media sanción en diputados y en senadores quedó trabada. De este modo, se ampliaría a la ley provincial, que no regula a las obras sociales nacionales, solo a OSEP.



Asimismo, pedir licencias pagas para los papás, porque pasan muchos meses junto al niño cuidándolo, por lo que no pueden salir a trabajar, dado que necesitan el 100% de tu tiempo a disposición del paciente oncológico, por lo que quedan sin trabajo y sin cobrar sueldo. Esta ley nacional viene a amparar que el empleador continúe pagando haberes al papá, porque necesita mucho dinero con un niño en estas condiciones, más si debe estar meses fuera de casa, como me pasó a mí, que estuve diez meses fuera”.



La Ley Oncopediátrica provincial habilita al certificado oncológico, con el que se puede tramitar la credencial, con la que se accede a traslados en colectivo, en ambulancia, ayuda económica, refacción de la vivienda, reducción de impuestos, ayuda quinesiológica y psicológica, detalló Gisela Bello y remarcó la importancia de donar sangre y de estar inscripto como donante de médula ósea, porque muchas veces un familiar no es compatible con el paciente y al buscar en la lista nacional del INCUCAI, muchas veces no hay un donante compatible. “Para ser donante de médula mediante solo es necesaria una simple muestra de sangre para uno y para los niños oncológicos salvar sus vidas”.