• Luis Mania

Un Alvearense llevaba a sus hijos a robar cables, unos de ellos murió y quiso tapar el crimen

Se trata de Sergio Omar Miranda, oriundo de General Alvear y padre del menor de 16 años que murió electrocutado mientras robaba cables de un parque eólico en Neuquén. La historia es digna de una crónica de terror que comenzó el 19 de marzo en horas de la madrugada.


Es que ese día en el hospital de Comodoro Rivadavia recibieron un menor de 16 años con serias quemaduras a raíz de una descarga eléctrica, que hizo que terminara falleciendo. En ese momento la familia del adolescente dijo que “había enchufado el cargador del celular descalzo y al contar con una conexión clandestina al servicio sufrió la descarga” sin embargo la autopsia, y posterior quiebre de la familia arrojó el peor desenlace.

Se logró establecer que el menor había concurrido a robar cables de cobre al Parque Eólico y allí se produjo el desenlace fatal, siendo imputado el padre por el hecho dado que había sido quien llevó al menor a delinquir junto a otro de sus hijos y otro menor, definió una exhaustiva investigación llevada adelante por el Personal División de Investigaciones del lugar.

Se conocieron detalles de la audiencia desarrollada el viernes, de revisión de la prisión preventiva que venía cumpliendo Sergio Omar Miranda, imputado por el crimen de su hijo de 16 años.

La audiencia estuvo presidida por el juez penal Alejandro Soñis; por el Ministerio Público Fiscal estuvieron el fiscal general Cristian Olazábal y el funcionario de fiscalía, Cristian Ovalle; la defensa del imputado fue ejercida por el abogado particular Wilton Delgado y también concurrió la asesora de Familia, Carolina García.

Este tiempo la fiscalía avanzó con la evidencia y se pudo establecer que el hecho sucedió tal y como se había señalado en la audiencia de imputación. Hay videos donde se lo ve al imputado llevando a los menores hasta la zona de los molinos para realizar esta sustracción de cables de cobre.

De esta forma, la fiscalía solicitó que al avanzar la causa se ve más comprometida la situación de Miranda, motivo por el cual solicitaron que se mantenga la prisión preventiva por tres meses más hasta que se presente la acusación y se desarrolle la audiencia preliminar. Peticionando que el imputado continúe en prisión preventiva por el término de tres meses.

No obstante, desde la defensa se opusieron solicitando que el hombre permanezca bajo arresto domiciliario, sin embargo, el juez no hizo lugar a este último planteo teniendo en cuenta que Miranda no solamente tiene posibilidades de fugarse de la ciudad sino que podría entorpecer la investigación coaccionando a los testigos.

A ello se suma que desde el Juzgado de Familia, a instancias de la asesora de Menores se impuso una prohibición de acercamiento y contacto al grupo familiar y la exclusión de hogar.

En estos términos, el juez rechazó la morigeración de la medida y decidió que Miranda continúe en prisión preventiva un mes más, para que la defensa pueda presentar mejores elementos para propiciar una medida sustituta.

“Miranda había conformado una empresa criminal valiéndose de menores para cometer ilícitos” dijo al medio Crónica Neuquén el fiscal Cristian Olazábal dando cuenta también de una dinámica familiar caracterizada por la violencia que ejercía el imputado hacia su grupo.

Por el momento la causa quedó caratulada como “Homicidio en ocasión de robo” pero las evidencias y elementos de prueba llevarían a que se potencie la alternativa de robo en lugar despoblado y en banda con el agravante de la participación de menores de edad en concurso ideal con homicidio culposo.


Fuente: Info Ya San Rafael / Foto:Ilustrativa