• Luis Mania

Tormenta invernal golpea el este de EE. UU., cientos de miles sin electricidad


El tráfico se desliza al subir una pequeña colina en la I-495, Capital Beltway, mientras cae la nieve, el 3 de enero de 2022 en Fort Washington, Maryland, EE. UU.


Las autoridades estiman que medio millón de clientes se quedaron sin servicio eléctrico en estados de la costa este de EE. UU. debido a los fuertes vientos en medio de las intensas nevadas.

Una tormenta invernal ha traído nieve y vientos feroces a los estados de la costa Este y partes del sur de EE. UU., lo que ha provocado cortes de energía para cientos de miles de personas y el cierre de las oficinas del gobierno federal en Washington. Se registraron hasta 25 centímetros de nieve en Washington, así como en áreas vecinas en Virginia y Maryland, hasta el lunes. La tormenta se extendió desde Florida hasta Nueva Jersey, y partes de Florida vieron una rara capa de nieve. Los fuertes vientos dejaron a más de 500.000 clientes sin electricidad en el alcance de la tormenta, que incluyó partes de Alabama, Tennessee, Georgia, Kentucky, las Carolinas y Virginia Occidental.



Las ráfagas de viento en Washington dejaron en tierra el helicóptero del presidente Joe Biden, lo que le obligó a viajar a la Casa Blanca desde la base militar de Andrews, en Maryland, después de un fin de semana en Delaware.

El clima severo, junto con la retención de personal debido a la pandemia de coronavirus, llevó a cancelaciones continuas de vuelos el lunes.

Más de 1.900 vuelos de EE. UU. estaban suspendidos hasta la madrugada del lunes, según el servicio de seguimiento FlightAware. Las cancelaciones de vuelos comenzaron durante las vacaciones de Navidad, y las aerolíneas culparon al aumento de las infecciones por COVID-19 entre las tripulaciones y al clima severo en varias partes del país.



Las autoridades de Maryland y Virginia informaron el lunes de numerosos accidentes de tráfico e instaron a las personas a quedarse en casa si es posible. Las oficinas federales en Washington cerraron el lunes, mientras que se esperaba que los empleados de teletrabajo continuaran trabajando.

Las autoridades dijeron que las inundaciones en Carolina del Norte hicieron que algunas carreteras fueran peligrosas.