• Luis Mania

Sabías esto: Por qué la variante "Ómicron" da más leve?



Ni más letal, ni más grave: sólo más contagiosa. Diseñamos una guía para que entiendas porqué la variante Ómicron no da tan fuerte como otras.


La variante Ómicron de COVID-19 empezó a generar una nueva histeria colectiva hacia finales de noviembre de 2021. Entre la comunidad médica como entre la población mundial, el problema central sigue siendo que la nueva cepa de coronavirus es mucho más contagiosa que las anteriores.


Cuando recién se tuvo información sobre esta nueva variante genética, a los científicos les preocupó que la B.1.1.529 —como se le denominó originalmente— pudiera evadir la respuesta inmune de las vacunas existentes. La promesa fatídica se confirmó hacia el 26 de noviembre, cuando la OMS reveló que la variante Ómicron cuenta con mutaciones en ‘los picos de la corona’ distintiva del COVID-19.

Producto del proceso de adaptación que el virus ha tenido al espacio y a las condiciones con las que cohabita, naturalmente se configuró para esquivar la protección inmune del cuerpo. Aunque de entrada esto podría sonar todavía más alarmante, la realidad es que se ha visto que no tiene le mismo índice de mortalidad que otras cepas, como Delta. Esto es lo que sabemos.


Aunque popularmente se piensa que los picos de contagio por COVID-19 están relacionados al frío de invierno, las condiciones meteorológicas poco tienen que ver con la transmisión de la variante Ómicron. Entre las fiestas decembrinas y las aglomeraciones de personas en los centros comerciales, la cepa más reciente de coronavirus ha encontrado un caldo de cultivo para diseminarse libremente.

A pesar de ello, otra de las muchas paradojas que trajo la pandemia de COVID-19 es que la gente está aterrada del virus. Bajando la guardia, temen que Ómicron les dé más fuerte, con secuelas vitalicias que afecten su calidad motriz y vascular. Sin embargo, según reporta Manuel Ansede para El País, parece ser que esta variante sólo más contagiosa:

“La ómicron no es una versión de fogueo del coronavirus. Los últimos estudios sugieren que la variante que está conquistando el mundo no tiene una gravedad intrínseca radicalmente menor, sino que la ómicron está infectando a una población con características singulares”, escribe el corresponsal de salud.

Visto de esta manera, la variante Ómicron no representa un riesgo más alto que las demás. Por el contrario, se ha visto que se manifiesta como una especie de ‘gripa suave’. De acuerdo con un estudio conducido por Imperial College, la probabilidad de terminar hospitalizado por ésta es 45 % más baja que por Delta.


Récord de contagios de Covid-19 en el mundo (informe VOA)



Con 6.550.000 nuevos casos registrados en el mundo entre el 22 y el 28 de diciembre, el coronavirus circula a una velocidad sin precedentes. Divalizeth Cash nos informa cuál es la estrategia para acabar con el virus y qué prevé la Organización Mundial de la Salud.



Esto aplica, sin embargo, para la población que tiene la vacunación completa. Con esta barrera inmunológica y biológica, es realmente difícil que una persona fallezca tras infectarse de cualquier variante de COVID-19. Su posibilidad de terminar en un hospital también desciende dramáticamente.

El biólogo estadounidense Marm Kilpatrick, sin embargo, hace una acotación para qué tan leve es esta variante:

“Si realmente es más leve, no es mucho más leve, así que no es un motivo para ser complacientes frente al aumento de casos de la ómicron”, advierte el científico de la Universidad de California en Santa Cruz.

Fuente: Muy Interesante