Putin redobla su cacería a las personas LGBT+ y prohibirá los "valores no tradicionales"

La dictadura rusa anunció una ampliación de su ley de “propaganda gay”, decretando la desaparición del colectivo LGBT+ de la vida pública, medios de comunicación e Internet. “Los intentos de imponer valores ajenos a nuestra sociedad han fracasado”, dijo Viacheslav Volodin, presidente del Parlamento.

Vladimir Putin continúa su implacable persecución contra las personas LGBT+ en Rusia. Legisladores de su partido, que controlan el Parlamento e invariablemente impulsan las leyes que ordena el dictador ruso, han propuesto ampliar la llamada ley de “propaganda gay” para incluir también a adultos, oficializando la cacería a las existencias LGBT+ que se viene dando en Rusia desde hace una década.

Esta normativa, vigente en Rusia desde el 2013, se ha utilizado para impedir las marchas del Orgullo LGBT+ y para detener a los activistas que defienden los derechos del colectivo en ese país. Si bien fue presentada originalmente como una ley para evitar que los menores de edad estén expuestos a “valores no tradicionales”, en la práctica ha borrado de la vida pública rusa a las personas LGBT+.


“Proponemos ampliar de forma general la prohibición de este tipo de propaganda, independientemente de la edad del público, tanto en los medios de comunicación, en internet, en las redes sociales y en los cines y online”, dijo el jefe de la comisión de información de la Cámara Baja rusa, Alexander Khinshtein, en su canal de la aplicación de mensajería Telegram.

El presidente del Parlamento ruso, Viacheslav Volodin, dijo la semana pasada que, dado que Rusia ha abandonado el organismo de vigilancia de los derechos humanos del Consejo de Europa tras la invasión a Ucrania, ahora podrá prohibir la promoción de “valores no tradicionales”.

“Las exigencias de legalizar los matrimonios entre personas del mismo sexo en Rusia son cosa del pasado”, dijo. “Los intentos de imponer valores ajenos a nuestra sociedad han fracasado”.