• Luis Mania

Primer caso de hepatitis infantil de "origen desconocido" en Argentina

Se trata de un chico de 8 años oriundo de Rosario, Santa Fe y fue confirmado por el Ministerio de Salud de la Nación.

El Ministerio de Salud informó este miércoles por la noche que se detectó en Santa Fe "un caso de hepatitis aguda grave de origen desconocido" en un niño de ocho años.

"El Ministerio de Salud de la Nación informa que se detectó en el Hospital de Niños de zona norte de la ciudad de Rosario, Santa Fe, un cuadro de hepatitis aguda grave de origen desconocido en un paciente de 8 años", informó la cartera que encabeza la ministra Carla Vizzotti.

"El caso corresponde a un niño de 8 años que es atendido en el Hospital de Niños de zona norte de la ciudad de Rosario", precisa la información oficial.

Con este primer caso, Argentina integra una lista de, al menos, 20 países con pacientes confirmados de esta patología. Ahora, son casi 230 los menores afectados.

El portavoz de la Organización Mundial de la Salud, Tarik Jasarevic, indicó en rueda de prensa desde Ginebra que otros 50 casos sospechosos están siendo investigados, y señaló que al menos cuatro regiones están afectadas (la mayor parte de los casos se reportaron en Europa pero también ha habido notificaciones en América, Asia-Pacífico y Asia Meridional).

Los primeros diez casos de esta hepatitis aguda fueron notificados por el Reino Unido a la OMS el 5 de abril, en niños menores de diez años sin dolencias previas, y desde entonces también se han detectado en países como España, Israel, Dinamarca, Italia, Estados Unidos, Indonesia y Bélgica, entre otros.

La edad de los afectados oscila entre el mes y los 16 años, en la mayoría de los casos no presentan fiebre, y en ninguno de ellos se han detectado los virus habitualmente asociados a estas dolencias (los de las hepatitis A, B, C, D y E), según la organización sanitaria.

Al menos cuatro de estos casos han sido mortales (tres en Indonesia), y la OMS indicó en su informe del 23 de abril que la décima parte de los niños hasta entonces afectados habían necesitado un trasplante de hígado tras contraer esta nueva enfermedad, que suele acarrear dolores abdominales, diarrea o vómitos.

La OMS baraja que esta enfermedad se causada por un adenovirus, quizá el tipo 41, detectado en decenas de estos casos, aunque esta clase de virus normalmente van asociadas a dolencias respiratorias leves.


Fuente: Con información de Télam, Infobae y EFE