• Luis Mania

Primecas marcas:Heineken, Discovery, Universal Music y Sony se sumaron al éxodo corporativo de Rusia

La empresa cervecera neerlandesa Heineken, la compañía de televisión Discovery y Universal Music Group se unieron al éxodo corporativo iniciado por centenares de compañías transnacionales que resolvieron suspender operaciones en Rusia en represalia por la invasión de este país a Ucrania.



Y horas después Sony Interactive Entertainment, filial de Sony Group, suspendió los suministros de sus productos a Rusia, y limitó el acceso a PlayStation Store para los usuarios del país. Heineken informó que detendrá la producción, publicidad y venta de la marca de cerveza en Rusia, en apoyo al pueblo ucraniano y tras calificar la guerra como "un ataque no provocado y completamente injustificado", informó la agencia de noticias AFP. "Tomaremos medidas inmediatas para separar nuestro negocio ruso del negocio más amplio de Heineken para detener el flujo de dinero, regalías y dividendos fuera de Rusia", dijo la empresa cervecera, que anteriormente había bloqueado todas las nuevas inversiones y exportaciones a Rusia. Discovery, por su parte, señaló en un breve comunicado que decidió "suspender la transmisión de sus canales y servicios en Rusia", de manera indefinida a partir de hoy. Universal Music Group informó anoche que suspenderá todas sus operaciones y cerrará sus oficinas en Rusia, con efecto inmediato. Hoy temprano, Imperial Brands se convirtió en el primero de los llamados cuatro grandes productores de tabaco en detener todas las operaciones en Rusia, lo que incluye interrumpir la producción en su fábrica en Volgogrado y el cese de todas las actividades de ventas y marketing en el país. Y a ese cuadro se agregó Sony, que frenó los suministros de sus productos y limitó el acceso a PlayStation Store para los usuarios de Rusia. "La unidad de Sony PlayStation dijo que suspendió los suministros de todo su software y hardware a Rusia. PlayStation Store también ya no estará disponible en el país", publicó la cadena CNBC, citada por la agencia Sputnik. Estas empresas se suman a las cerca de 300 compañías transnacionales -entre ellas las estadounidenses McDonald's, Starbucks y Coca-Cola- que suspendieron sus operaciones en Rusia como represalia por la invasión. Asimismo, la fábrica de refrescos y alimentos PepsiCo dijo que interrumpía la venta de bebidas así como todas sus inversiones en Rusia, pero mantendría la comercialización de alimentos, especialmente lácteos. Desde hace varios días, McDonald's, Coca-Cola y PepsiCo eran objeto de una campaña de boicot en las redes sociales por no suspender sus operaciones en Rusia. Otras grandes cadenas estadounidenses, como Yum! Brands, KFC (ambas de comida rápida) y Pizza Hut anunciaron esta semana la suspensión de sus operaciones en Rusia y se comprometieron a entregar las utilidades de sus negocios en ese país a iniciativas humanitarias. La gigante de tecnología informática IBM informó también que interrumpía sus actividades en Rusia. En total, más de 280 grandes empresas con presencia importante en Rusia ya anunciaron la suspensión de sus operaciones allí, según un inventario elaborado por la Universidad de Yale, mientras una treintena de multinacionales seguía trabajando. El promotor de esa lista, el profesor de gestión Jeffrey Sonnenfeld, subrayó el papel que jugó en la caída del régimen racista del apartheid la salida de 200 grandes grupos en Sudáfrica en la década de los 80.

Fuente: Télam