Murieron la mujer embarazada y su bebé, símbolos del bombardeo ruso contra una maternidad

Uno de los mayores crímenes de guerra de Putin durante la invasión a Ucrania. El terrible desenlace de la historia y el ruego de la joven: “¡Mátenme ahora!”

Su imagen en una camilla, ensangrentada, con la mirada perdida y en shock, agarrándose el vientre con un avanzado estado de embarazo dio la vuelta al mundo y se convirtió en la cara más terrible de la guerra en Ucrania. La mujer había sobrevivido al ataque ruso contra el hospital materno infantil de Mariupol, en el sureste de Ucrania, que se produjo el pasado miércoles, y estaba siendo trasladada de urgencia a otro centro hospitalario. Este lunes, según publica la agencia The Associated Press, se ha conocido que tanto ella como su bebé han muerto.

Las imágenes de la mujer siendo llevada de urgencia a una ambulancia en una camilla habían dado la vuelta al mundo, personificando el horror de un ataque contra los más inocentes de la humanidad.

En videos y fotografías tomadas el miércoles por periodistas de AP después del ataque al hospital, se ve a la mujer acariciando la parte inferior de su abdomen ensangrentado mientras los rescatistas la transportaban entre los escombros en la ciudad sitiada de Mariupol, su rostro pálido reflejaba su conmoción por lo que acababa de suceder. Fue uno de los momentos más brutales hasta ahora en la guerra de Rusia contra Ucrania, que ahora lleva 19 días.