• Luis Mania

Murió una cantante antivacunas que se contagió a propósito de coronavirus

La checa Hana Horká buscó infectarse adrede para asistir a distintas actividades culturales solo autorizadas para los inmunizados y los que se recuperaron en forma reciente de la enfermedad.

La cantante folclórica checa antivacunasHana Horká murió de Covid-19 tras contagiarse a propósito el virus para poder ingresar a actividades culturales solo permitidas para personas vacunadas o que se hayan recuperado recientemente de la enfermedad en su país.

La artista, según informó BBC Mundo, quería evitar a toda costa vacunarse contra el coronavirus.


Por qué la cantante se infectó deliberadamente

La cantante, de 57 años, no quería vacunarse contra el Covid-19, pero las restricciones impuestas a los no inmunizados por el gobierno checo para distintas actividades culturales la pusieron en aprietos.


Por ello, pensó que tenía una oportunidad de sortear las prohibiciones cuando su hijo y su esposo se enfermaron.


Su hijo Jan Rek contó a la BBC que él y su padre se enfermaron en Navidad, pero ambos estaban vacunados. Y dijo que su madre, en lugar de mantenerse alejada de ellos, estrechó el contacto en forma deliberada para contagiarse.


Y afirmó: “Debería haberse aislado durante una semana porque mi padre y yo dimos positivo. Pero estuvo con nosotros todo el tiempo”.


Qué dijo la cantante checa Hana Horká antes de morir de coronavirus

Horká, dos días antes de su muerte, publicó un mensaje en su cuenta de Facebook. Allí contó que padecía de Covid-19. El texto fue acompañado por una serie de emoticones alegres. Y escribió: “Sobreviví a Delta”.


La artista checa describió su experiencia como “colorida” y detalló una lista de cosas que podría hacer sin tener que conseguir un carnet de vacunación. “Habrá teatro, sauna, concierto y un viaje urgente al mar”, dijo.


Sin embargo, Horká empezó a sentirse mal el domingo después de salir a caminar. La cantante se acostó en la cama y “en unos 10 minutos todo había terminado. Se ahogó hasta morir”, contó su hijo.

“Su filosofía era que estaba más de acuerdo con la idea de contraer Covid que vacunarse. No creía en eso de que nos pusieran un microchip ni nada por el estilo”, sostuvo. Además, Jan responsabilizó a algunas personalidades antivacunas, como el actor Jaroslav Dušek y la bióloga Soňa Peková, por la muerte de su madre, quien compartía sus posteos contra las vacunas en las redes sociales.


“Es triste que mi mamá confiara más en extraños que en su propia familia”, afirmó.
Según Radio Prague International, en República Checa el 63% de la población está completamente vacunado contra el coronavirus. Se trata de una cifra considerablemente menor del promedio de la Unión Europea, que supera el 80%.