Marisa Peiró de Gral. Alvear: "Somos las mujeres olvidadas de la Guerra de las Malvinas"

Fue enfermera militar y cuando estaba estudiando, estalló la guerra y le tocó recibir a los heridos. 40 años después, ni ella ni sus compañeras tienen un resarcimiento económico ni una pensión honorífica por su trabajo

Cuando la alvearense Marisa Peiró tenía apenas 18 años, decidió partir de su casa para estudiar enfermería en el Ejército. En 1982 y mientras estudiaba en el hospital de la Base General Belgrano, estalló laGuerra de Malvinas. De ser una simple estudiante, le tocó, de la noche a la mañana, ser parte de la historia viva de la Argentina, y no de cualquier capítulo, sino de uno de los más crueles: ella y sus 30 compañeras, fueron quienes recibían a los soldados.

Le tocó limpiar sus heridas, suturarlos, bañarlos y afeitarlos. Pero también fue, como las demás chicas que formaron parte de ese equipo, quien primero los abrazó y secó sus lágrimas.