• Luis Mania

Más de mil camiones varados en el Paso Internacional tras una lenta reapertura

La entidad que nuclea a estos trabajadores advirtió que se les exige PCR, pero se hacen solo 5 cada media hora. Aseguran que esto genera pérdidas millonarias para el comercio internacional.

Tras haberse reabierto parcialmente el paso fronterizo con Chile, Cristo Redentor, va en aumento la molestia de quienes aguardan cruzar en plena montaña.


Allí, entre autos particulares de turistas, del lado argentino hay más de 1.000 camiones varados, señaló la Asociación Propietarios de Camiones de Mendoza (Aprocam). Lo atribuye a las nuevas medidas sanitarias tomadas por Chile en frontera ya que les exigen realizarse allí PCR pero se hacen 5 cada media hora. Destacaron que las demoras implican pérdidas de millones de dólares para el comercio internacional y de turnos en los buques en medio de una logística internacional que ya está por demás complicada.

El viernes la actividad en el paso quedó suspendida por las autoridades trasandinas debido al reclamo de trabajadores chilenos del complejo ante un fuerte brote de Covid.


Ayer se reabrió pero con restricciones: solamente para autos particulares y colectivos con el objetivo específico de retornar a su país de origen. Además, quedó suspendida la entrada de turistas.

Para evitar contagios masivos de coronavirus solamente se permitirá el ingreso de tres colectivos diarios, a la República de Chile.

Se informó que desde hoy el complejo Los Libertadores (Chile) estará habilitado para vehículos de carga en horario normal y personas que retornan a sus países de origen de 8 a 14.

“El Gobierno de Chile mandó a hacer análisis PCR en frontera a los más de 900 camiones que cruzan cada día el Corredor Internacional. El problema es que hay sólo 5 puestos para realizar dichos análisis, por lo que sólo se testea cada media hora a 5 choferes, los que a su vez deben esperar algunas horas hasta obtener el resultado para poder salir ¿El resultado? Al día de hoy más de 1000 camiones detenidos del lado argentino, en un nuevo cuello de botella que se avizora de difícil resolución.”, señaló Aprocam en un comunicado.



Daniel Gallart presidente de APROCAM, explicó que el cambio de modalidad de testear al 100% de los conductores de camiones en el Paso fronterizo – que además están obligados a hacerse un PCR en su lugar de origen- no sólo es un control redundante, sino que su escala es ineficiente. “Están los camiones amontonados en: Libertadores, Las cuevas, Punta de Vacas, Uspallata y Luján. Chile si quiere testear al 100% tiene que poner una batería de puestos de control” enfatizó.

EL RECLAMO DE APROCAM

El comunicado completo de Aprocam:

Los trabajadores de la Aduana de Chile hicieron un paro el viernes por un brote de Covid entre sus miembros. Como medida, además de frenar la atención a turistas en autos particulares el sábado y el domingo, el Gobierno de Chile mandó a hacer análisis PCR en frontera a los más de 900 camiones que cruzan cada día el Corredor Internacional. El problema es que hay sólo 5 puestos para realizar dichos análisis, por lo que sólo se testea cada media hora a 5 choferes, los que a su vez deben esperar algunas horas hasta obtener el resultado para poder salir. El resultado? Al día de hoy más de 1000 camiones detenidos del lado argentino, en un nuevo cuello de botella que se avizora de difícil resolución.

Daniel Gallart presidente de APROCAM, explicó que el cambio de modalidad de testear al 100% de los conductores de camiones en el Paso fronterizo – que además están obligados a hacerse un PCR en su lugar de origen- no sólo es un control redundante, sino que su escala es ineficiente. “Están los camiones amontonados en: Libertadores, Las cuevas, Punta de Vacas, Uspallata y Luján. Chile si quiere testear al 100% tiene que poner una batería de puestos de control” enfatizó.

Este nuevo cuello de botella que ya lleva dos días, implica pérdidas de millones de dólares para el comercio internacional, pérdida de turnos en los buques en medio de una logística internacional que ya está por demás complicada.


Aún no se logra una reunión oficial con las autoridades, aunque Cancillería y la Dirección de Asuntos de Frontera están al tanto del reclamo realizado por APROCAM, y ha dicho que si bien han hecho gestiones no ha habido respuesta hasta ahora por parte de las autoridades chilenas para avanzar en soluciones.

Gallart recalcó que a lo largo de toda la pandemia el sector del transporte, pese a lo que se suponía, no ha sido un sector especialmente contagiado, no superando la media de contagios de cualquier otro sector.

“Necesitamos medidas ágiles y no redundantes. No estamos en contra de testear a los conductores, pero esto debería ser ágil, porque la demanda existe, los camiones están abasteciendo con productos al vecino país y a otros países y esto debería ser tenido en cuenta por las autoridades” subrayó el presidente de la entidad.

CONTAGIOS EN LA ADUANA

El delegado provincial de Los Andes, en Chile, informó el viernes que este sábado 15 de enero no habría atención para micros y vehículos particulares en Los Libertadores debido a los casos de Covid-19 detectados en funcionarios del complejo. Solo hubo atención de Transporte de cargas.

Los casos confirmados comprenden a funcionarios de los servicios contralores que durante estos días se habían desempeñado en la avanzada fronteriza. Del total de confirmados 9 son de la Policía de Investigaciones (PDI), 2 de Aduanas y 1 del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG). Además, 34 camioneros de transporte internacional entre ayer y hoy.

El diario chileno Los Andes Online señaló que a estos se debe sumar a más de 180 choferes que dieron positivo en estas dos primeras semanas de enero, sosteniéndose que todos se habrían generado por la reapertura de la frontera a turistas.