• Luis Mania

Los Jardines Maternales Municipales continúan celebrando el Día de los Jardines

Continúan las divertidas actividades de los festejos por el Día de los Jardines y las Maestras Jardineras. Este jueves fue el turno de agasajar a niños y docentes del JCM N° 194 “Luna de Papel” en el Polideportivo de San Pedro del Atuel, JCM “Ojos de Cielo” en el CIC de Barrio Soemga y al JCM N°239 “Estrellitas de Colores” en SUM de Barrio Los Ranqueles.


La Directora de Educación Roxana Molero destacó el positivo balance que han tenido los festejos en los Jardines Maternales Municipales, que se realizaron en el marco del Día de los Jardines y las Maestras Jardineras: “Tanto niños como papás han participado, lo que demuestra el continuo compromiso con la institución y el reconocimiento hacia el trabajo de las docentes” explicó la funcionaria, quien aseguró que se sigue trabajando en cada institución, siempre reconociendo el trabajo de las docentes que están al tanto de absolutamente todo lo que ocurre con cada niño.


Ivana Castro, directora del Jardín JCM N° 194 “Luna de Papel, remarcó la importancia de trabajar con la primera infancia y el esfuerzo que realiza el Municipio en este sentido: “La idea es generar confianza en los padres cuando tienen que ir a trabajar, cubriendo las necesidades que surgen, por eso somos un servicio de apoyo a las familias, siempre teniendo en cuenta lo educativo”.


Gabriela, mamá de Olivia, una alumna de 2 años del jardín JCM N° 194 “Luna de Papel, remarcó la necesidad de contar con estos espacios: “Desde el primer día mi hija se quería quedar, uno a veces no cree que va a ser así, pero esto te hace dar cuenta que acá están contenidos y aprenden cosas permanentemente”.

Los festejos también se realizaron en el jardín JCM N°239 “Estrellitas de Colores”, su directora, Patricia Corbalán, indicó:


“Estamos en el CIC de Los Ranqueles, un lugar muy lindo para este tipo de eventos, contamos con una comunidad que te recibe con los brazos abiertos y con la que se puede trabajar. Es de suma necesidad que los padres cuenten con un espacio donde sus hijos estén contenidos, y esto es una retroalimentación constante ya que nosotros también nos nutrimos de su confianza”.