• Luis Mania

Irrigación junto a la Inspección Arroyo Las Mulas trabajan en la zona de crecidas en alta montaña


En la imagen se puede observar solo la toma, porque el cauce superior quedó totalmente borrado

 

La situación empeora por estar paralizada una obra, como consecuencia de un amparo de la red Oikos. El Departamento General de Irrigación trabaja junto a la Inspección de Cauce Arroyo Las Mulas en la zona de Potrerillos, después de evaluar los daños que se produjeron a causa de las tormentas en Alta Montaña, y que se tradujeron en la crecida aluvional de los arroyos Alumbre y Morteritos, que alimentan de agua de riego al Sistema Presurizado de la Inspección. Esta situación genera la falta de dotación al reservorio del sistema y en consecuencia restricciones a las propiedades ubicadas en los parajes Piedras Blancas, Valle del Sol y Las Vegas de Potrerillos, por turbidez del agua. Con un gran compromiso de la Inspección Arroyo Las Mulas y con la colaboración de maquinarias de la Subdelegación del Río Mendoza y la Asociación de Inspecciones de Cauces Zona Alta Montaña (ASIC) se ha comenzado con la restitución de los cauces. Un dato importante es que esta situación se evitaría con el entubamiento de arroyos en la Quebrada de los Morteritos, obra que fue paralizada por un amparo de red ambiental Oikos, en el 2020.

Esta es la zona donde deberían estar los dos arroyos. Uno, a la derecha, Morteritos con agua limpia y a la izquierda, Alumbre, con agua turbia por bentonita, pero que fueron devastados por el aluvión del martes pasado


 

Por esta razón, sigue existiendo la posibilidad de desabastecimiento de agua para los habitantes de la zona y para el turismo en particular, cada vez que se producen estos eventos naturales. Para garantizar el agua de estos parajes está trabajando la Inspección Arroyo Las Mulas, el Departamento General de Irrigación y la Municipalidad de Luján de Cuyo con provisión mediante camiones cisternas. Se proyecta tener divididos nuevamente los arroyos en un término de 24 a 72 horas.