• Luis Mania

Impacto en la economía: la medida que evalúa el Gobierno nacional ante la suba de casos


Los empresarios proponen extender la flexibilización de los protocolos para reducir el ausentismo laboral, que alcanza el 20%.


Preocupado por las consecuencias de los contagios de coronavirus en la economía, el Gobierno evalúa medidas para reducir el impacto de la cepa Ómicron, que genera un alto nivel de ausentismo laboral en perjuicio de distintos sectores de la industria y el área de servicios.


Una propuesta de los empresarios es ampliar la flexibilización de los protocolos, que ya se modificaron la semana pasada, mientras sigue avanzando exponencialmente a nivel comunitario la nueva variante del coronavirus.



La ministra de Salud, Carla Vizzotti, participó el jueves de una reunión en la sede de Economía con el titular de esa cartera, Martín Guzmán, y el de Desarrollo Social, Juan Zabaleta, empresarios y sindicalistas.

Al finalizar el encuentro, el líder de los trabajadores de la sanidad e integrante del triunvirato de la CGT, Héctor Daer, confirmó que los empresarios plantearon el tema del ausentismo por contactos estrechos. Aunque descartó que se vaya a implementar un pase sanitario en plantas industriales, adelantó que la ministra y los empresarios “quedaron en que iban a trabajar para encontrar una salida”.

Por su parte, el CEO de Syngenta Argentina, Antonio Aracre, brindó más detalles. En diálogo con FM La Patriada, confirmó que Vizzotti se comprometió a “armar un protocolo más flexible la semana próxima” ante los reclamos por el creciente ausentismo laboral. Según diagnosticaron los empresarios, los registros en este sentido alcanzan el 20%, derivados principalmente de los contactos estrechos.

Desde la cartera de Salud sostuvieron que registran que “el tema de los aislamientos es un problema para la economía” y atribuyeron a ese motivo los cambios que hicieron la semana pasada en las recomendaciones de aislamiento.

Desde entonces, la cantidad de días de reclusión obligatoria fue disminuida a 5 días para aquellas personas con contactos estrechos asintomáticos que hayan completado sus esquemas de vacunación, con distintos lineamientos para cada caso. Desde el área sanitaria aseguraron que estas pautas continúan, pero que se encuentran “bajo evaluación permanente”.


El panorama, con los centros de testeo en buena parte del país colapsados, inquieta especialmente a las autoridades y a los empresarios por sus consecuencias en la golpeada actividad económica, que se encuentra en proceso de recuperación después de los sucesivos cierres de los últimos dos años de pandemia en un marco de alta inflación y recesión.



Fuente: Infobae