• Luis Mania

"Guerra contra la inflación" en Mendoza: faltantes y compra limitada de aceite y harina

Los principales supermercados exigen a sus clientes un máximo entre 2 y 3 botellas. Algunos impusieron el mismo criterio para la harina.

El anuncio del presidente Alberto Fernández, respecto de la "guerra contra la inflación" y las posteriores medidas expresadas por su ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, acerca del control de precios, generó una reacción en el mercado que impactó en las góndolas y el consumo del hogar en productos básicos como el aceite y la harina.

En redes sociales, los usuarios comenzaron a volcar sus reclamos por faltantes y compra limitada impuesta por los supermercadistas. Mendoza no le escapa a esa condición. Aunque en seis supermercados de Ciudad, Guaymallén y Godoy Cruz no hay faltante total de estos productos, ocurre que no hay variedad de marcas y el cliente solo puede llevar como máximo entre dos y tres unidades.

En Coto de Parque Central no se reportó desabastecimiento de aceite ni de harina, aunque como aparentemente ocurre a nivel nacional, hay límites de compra de ambos. "Le recordamos que los siguientes productos son para consumo familiar y el máximo de compra es de 2 (dos) unidades", reza un cartel frente a los aceites.


En la sucursal de Vea, ubicada en Avenida San Martin y Videla Correa, se repite la imposición de "dos unidades por familia" y había un faltante del aceite de girasol Cañuelas, que está a 164 pesos la botella de 900 cc, una de las alternativas más económicas.

En el caso de Hiper Chango Más de Guaymallén, el máximo por grupo familiar para aceite de maíz y girasol es de 3 unidades y había faltante de la marca Alsamar, la alternativa más barata a 150 pesos, los 900 cc, lo mismo que la versión de 1.5 litros a 240 pesos.

El siguiente en rango de precios es el aceite Cañuelas a 164 pesos los 900 cc y también estaba fuera de stock. Para la compra de harinas, en cambio, no hay límite de compra.


Lo del faltante de las opciones más económicas en aceites es un escenario que se repite en varios supermercados, tal es el caso de Jumbo en Godoy Cruz, que no tenía stock de Cañuelas (la opción más barata en esta cadena). Para comprar harina no hay restricción ni escasez.


El mayorista de Carrefour, ubicado en Avenida San Martín 169, es el que más faltante de variedad tenía: contaba solamente con aceite de girasol Alsamar de 1.5 litros a 239 pesos y el máximo de compra es de 3 unidades por grupo familiar. La misma restricción se aplica sobre el paquete de harina y solo ofrecían de la marca Pureza.

Los supermercadistas argumentaron esta semana ante los reclamos que “en algunos casos, puede haber faltantes a la mañana, pero a la tarde hay producto. Es un tema de reposición, pero es cierto que productos impactados por la guerra en Ucrania, como los vinculados a la harina de trigo, están en tensión”.

Además, explicaron que el límite para comprar ciertas unidades de productos son para evitar que comercios más chicos los "usen como mayoristas y se lleven todo".


Fuente: El Sol