• Luis Mania

Facebook cambia de nombre: Ahora será ‘META’ y se enfocará en el "metaverso"

La apuesta de Zuckerberg es el metaverso, un universo virtual que pretende revolucionar las experiencias sociales como nunca antes.


Los rumores eran ciertos: la conferencia anual Connect 2021 de Facebook trajo consigo el primer gran cambio de la empresa fundada por Mark Zuckerberg en 2004: desde ahora, el conglomerado de apps y desarrollo de tecnología dejará de llamarse Facebook Inc., y en su lugar será Meta.

En una presentación encabezada por el CEO y fundador de Facebook, Zuckerberg también dejó ver la razón detrás de Meta: desde ahora, la compañía se enfocará en el desarrollo de su metaverso, un espacio virtual que “trascenderá las pantallas 2D” e incursionará en “experiencias envolventes como la realidad aumentada y la realidad virtual para impulsar la próxima evolución de la tecnología social”.



La medida sólo aplica para Facebook, Inc., el conglomerado de empresas de tecnología que agrupa a Facebook, WhatsApp, Instagram, Oculus, entre otras. En el caso de la red social, su nombre y apariencia permanecerán inalterados hasta ahora.

El metaverso: una revolución anunciada

Durante la presentación, el CEO y fundador de Facebook adelantó su visión sobre el metaverso, lo que llamó “el siguiente paso de la conexión social”. Zuckerberg creó su propio avatar y después de elegir un atuendo, se integró a un espacio virtual donde lo esperaban algunos amigos.


La puerta de entrada para la revolución virtual anunciada por la ciencia ficción durante décadas serán los dispositivos desarrollados por Meta a partir de Oculus, la división especializada en realidad virtual de la empresa.

La presentación también ofreció un adelanto de Project Cambria, el nuevo casco de realidad virtual que continuará el camino iniciado por las Oculus Quest y que será lanzado el próximo año para “dar un paso más hacia el metaverso”.


Además de responder a la nueva orientación de la compañía, Meta pretende ser un punto y aparte que ponga fin a un lustro turbulento para la red social más poderosa del mundo, en el que enfrentó escándalos, comparecencias en el Senado, acusaciones sobre prácticas monopólicas y demandas a propósito del uso de datos personales, la tolerancia y difusión de noticias falsas, la privacidad y su papel en las elecciones presidenciales de los Estados Unidos en 2016 y la democracia en general.

El capítulo más reciente fue la filtración de los Facebook Files, que dejaron entrever prácticas que la compañía negaba en público y sobre todo, demostraron que la compañía conocía el daño a la salud mental que Instagram causa a los adolescentes.