Enrique Vaquié y Sergio Marinelli gestionan fondos para aumentar un 50% el presupuesto de Irrigación

El ministro de Economía, Enrique Vaquié logró la semana pasada que su par de Agricultura de la Nación, Julián Domínguez liberara distintas partidas de fondos para Mendoza, entre ellos que soltara $300 millones para pequeñas obras hídricas, pero ahora intentará que ese monto trepe a $500 millones y que la diferencia la aporte la provincia.

De conseguirlo, con el aval del titular de Hacienda, Víctor Fayad, el Departamento General de Irrigación habrá incrementado un 50% los fondos para ese tipo de obras este año.


Irrigación, que es un ente autárquico, tiene para este año un presupuesto de $2.700, de los cuales $1.000 millones se destinan a obras e inversiones. Por eso cuando su titular, Sergio Marinelli supo que Vaquié había conseguido esos $300 millones de la Nación con la firma de Domínguez, se entusiasmó con la idea de definir a qué obras destinarlos, pero fue más allá y planteó aumentarlos con fondos provinciales.

Eso quedó claro en la reunión que ambos funcionarios tuvieron este lunes, a la que se sumó también el subsecretario de Agricultura, Sergio Moralejo.