• Luis Mania

El impacto en la Casa Rosada de la pelea entre Aníbal Fernández y Nik


A minutos de lo sucedido, Nik publicó este "dibujito"

La controversia entre el funcionario nacional y el dibujante tuvo su impacto en la oposición y en el oficialismo. Cómo fue la pelea de ambos



El presidente Alberto Fernández rechazó la posibilidad de pedirle la renuncia al ministro de Seguridad de la Nación, Aníbal Fernández, luego de la polémica que este tuvo con el dibujante Nik y que tanto para este último, como para la oposición, se trató de una amenaza. Incluso, el funcionario nacional sostuvo este martes que solamente "fue un debate".

Todo comenzó cuando Nik criticó el hecho de que el gobierno bonaerense decida hacerse cargo de los viajes de egresados de los alumnos de ese distrito. Ante la queja, el ministro de Seguridad hizo alusión al colegio adonde van las hijas del dibujante. Al mismo tiempo, la oposición se solidarizó con Nik y pidió que la Casa Rosada se expida sobre el tema.

Exigimos al Gobierno Nacional que se exprese sobre lo ocurrido y que garantice que los miembros de su gabinete cumplan con los deberes de funcionarios públicos que les fueron asignados. El ministro de Seguridad debería pedir verdaderas disculpas sobre lo sucedido y poner su renuncia a disposición del señor Presidente de la Nación para que sea él quien tome la decisión de sostener en el cargo a funcionarios que no son capaces de hacerle honor a sus responsabilidades”, afirmó la mesa nacional de Juntos por el Cambio.

Los legisladores del principal espacio opositor reclamaron además que el Gobierno se pronuncie sobre el caso. “Frente a un hecho de tamaña gravedad” consideraron que “el silencio del oficialismo es aún más preocupante”.


Carta de Juntos por el Cambio

La estrategia en el oficialismo en principio es no hacer comentarios. Al final la última palabra la tienen Alberto Fernández o Juan Manzur, los jefes directos de Aníbal Fernández. La línea oficial por estas horas es: “Él ya aclaró lo que quiso decir”, explicaron a Infobae, aunque se teme igualmente por el costo político que puede tener este hecho en las próximas semanas.

Pero Aníbal fue más allá y manifestó este martes que nunca huybo amenaza sino que fue solamente "un debate".



Fuente: Diario Uno