• Vanina Guzzetta

El gobierno de Chile declaró prófugo a Facundo Jones Huala

Así lo sostuvo el ministro del Interior de ese país, Juan Francisco Galli; “Nos queda encontrarlo, ponerlo donde corresponda, que es privado de la libertad”, agregó, después de que la Corte Suprema le revocara la libertad condicional.

Después de que la Corte Suprema de Chile le revocara la libertad condicional al líder mapuche Facundo Jones Huala, que salió de la cárcel en enero, desde el gobierno de ese país aseguraron que el condenado por los delitos de incendio y portación ilegal de arma de fuego se encuentra ahora “prófugo” de la Justicia y que lo están buscando.

“Nos queda encontrarlo, ponerlo donde corresponda, que es privado de la libertad, para que cumpla su condena en nuestro país. Ahora está prófugo de la Justicia”, indicó al respecto de Jones Huala el subsecretario del Interior de Chile, Juan Francisco Galli, en la Radio Bio Bio.

“Valoramos el fallo de la Corte Suprema, que acogió la apelación presentada por el Ministerio del Interior en el caso de Facundo Jones Huala. Él está condenado en nuestro país por haber sacado una familia con niños a través de arma de fuego y luego haber quemado una vivienda”, señaló también el ministro, en cuanto a los delitos que cometió el líder de la Resistencia Ancestral Mapuche (RAM) en 2013, en el fundo Pisu Pisué, de la comuna de Río Bueno, en la región de Los Ríos.


Las declaraciones del funcionario que responde a Sebastián Piñera llegan justo después de que el máximo tribunal de esa nación revoque la sentencia dictada por la Corte de Apelaciones de Temuco, que había beneficiado a Jones Huala con la libertad condicional, debido a la “buena conducta” del activista durante su paso por el Centro de Cumplimiento Penitenciario de Temuco, que había constatado un informe de la Gendarmería.


El fallo de la Segunda Sala de la Corte Suprema de Chile fue dividido: los ministros Manuel Antonio Valderrama, Leopoldo Llanos, Rodrigo Biel y Miguel Vázquez optaron por revocarle la libertad condicional, mientras que Haroldo Brito fue el único voto disidente.

De esta manera, el máximo tribunal obliga a Jones Huala -que ya estuvo cuatro años prófugo en la Argentina y que en 2018 fue extraditado a Chile- a cumplir su sentencia en la cárcel de Temuco hasta el 26 de junio de 2024.

La posición de la administración de Piñera fue desde un inicio enfática contra Jones Huala y fue esa gestión la que pidió dar marcha atrás con el beneficio de salir de prisión que se le había concedido al líder mapuche.

“Jones Huala nunca ha reconocido el delito cometido, nunca ha dimensionado el daño realizado. Y por tanto su conducta de manera sostenida es refractaria a los valores de respeto por los derechos de las personas”, sostenía la impugnación presentada por el Ejecutivo chileno.

El año pasado, Jones Huala despertó fricciones entre el gobierno de la Argentina y de Chile después de la participación del embajador Rafael Bielsa, por una “asistencia consular”, en una audiencia en la que se debatió la libertad condicional del líder de la RAM. Esa había sido la tercera vez que la Justicia le denegaba esa posibilidad.

Ahora, el activista mapuche nacido en Bariloche cambió su estrategia de defensa y, antes del fallo, despidió a las abogadas que lo representaban, Karina Riquelme y Patricia Cuevas.



Fuente: LA NACION