• Luis Mania

Cien jardines de infantes pasan a tener una hora más de clases en Mendoza

Hubo 400 interesados en participar pero se eligieron 100, teniendo en cuenta que fueran anexos a la primaria y de poblaciones más vulnerables


Para seleccionarlos, se tuvo en cuenta dos parámetros. El primero es que se tratara de un jardín anexo, es decir, que fuera parte de una escuela primaria -no jardines nucleados- porque el proyecto piloto está inserto en la estructura de la escuela primaria.

Esto quiere decir que sí o sí conlleva un aspecto de observación de las trayectorias de aprendizaje que involucra a los otros grados .

En segundo término, se evaluó que se tratara de escuelas de poblaciones vulnerables porque allí hay más chicos con trayectorias educativas débiles.

Según comentó Del Pópolo, esta hora extra de clases será para incentivar la lectoescritura en forma temprana.

Esto es porque existe una relación directa entre los chicos que han aprendido nociones de lectoescritura en Nivel Inicial y los que llegan a 4° grado leyendo con fluidez, según observaciones realizadas anteriormente.

Para qué más tiempo en la escuela

La funcionaria explicó que para la DGE que los chicos pasen más tiempo en la escuela tiene que tener una fundamentación, "No concebimos extender el tiempo de escolarización sin un foco prioritario de aprendizaje".

En este caso, el proyecto de extensión horaria para los jardines, se basa en tres pilares que justifican la práctica: acompañamiento territorial, formación docente e investigación del impacto que esto provoca en las trayectorias educativas.

Según manifestó Del Pópolo, el antecedente positivo que tiene la extensión horaria para los jardines, es el PINI (Proyecto Integral de Nivel Inicial) que consiste en integrar al Nivel Inicial al ritmo escolar de la primaria, pero en torno a un eje pedagógico. En este caso, es la lectoescritura.


Ha habido otras situaciones en las que los niños y niñas han desarrollado en esta hora más de clases distintas habilidades, como iniciación al idioma inglés, por ejemplo.