• Luis Mania

Brote de gripe: las consultas comenzaron a disminuir en las guardias de Mendoza

En los principales efectores públicos y privados se ha observado una merma en la atención de pacientes. Aseguran que la aplicación de la vacuna antigripal fue una gran estrategia sanitaria.

Hace un mes arrancó en Mendoza la campaña de vacunación antigripal que, a diferencia de otros años, debieron adelantar a causa de una circulación "no habitual" del virus de gripe A. La situación hizo que las guardias de los principales efectores públicos tuvieran una alta demanda de atención, sin embargo, esta semana la tensión comenzó a decrecer.

De acuerdo con lo reportado por los directores de los principales hospitales de Mendoza, tanto del ámbito público como privado, "se ha observado una leve disminución en la atención de pacientes y mucho ha tenido que ver el avance de la vacunación antigripal".


¿Hay tensión en el sistema sanitario?

Hasta hace unos días, las principales guardias de la provincia exponían largas filas de personas que aseguraban estar con algún síntoma gripal. Tos, catarro, fiebre, cefaleas y resfrío eran los principales síntomas que referían los afectados y, en la mayoría de los casos, se observaba alguna complicación con otra enfermedad viral como bronquitis u otitis.

Sin embargo, esta semana las cosas cambiaron en Mendoza. Desde el hospital Central refirieron a El Sol: "Hemos recomendado a las personas que si tienen infecciones respiratorias leves asistan a centros de salud con la finalidad de no colapsar la atención de la guardia".

"Hoy estamos atendiendo con normalidad y, solo en los casos de pacientes con enfermedades de base y los adultos mayores, se están realizando hisopados para descartar coronavirus", expresaron.

En el hospital Perrupato, en San Martín, se han reportado muchas consultas por enfermedades respiratorias. "Tenemos más de 300 por día, nada grave. Muy pocos pacientes terminan internados. La mayoría es atendido por consultorio externo o la guardia", expresó el director del nosocomio, Omar Dengra.

La situación en el hospital regional Antonio Scaravelli, de Tunuyán, es similar al resto de los efectores. El director del lugar, Luis López, manifestó que hubo una demanda alta, pero hoy está todo más controlado. Sin embargo, se están preparando para la llegada del frío, donde los niños son los que más padecen afecciones.

En el hospital pediátrico Humberto Notti, refirieron que las consultas en la guardia han disminuido. "Se están comenzando a observar casos de enfermedades respiratorias bajas, como bronquiolitis o neumonías, pero son consultas que no refieren aumentos exponenciales", reportaron.



En tanto, la situación en las clínicas y hospitales privados es similar. "Los consultorios están disminuyendo su atención respecto a las últimas dos semanas. Se ha observado una baja considerable de afecciones. Sí hubo muchas enfermedades virales y bacterianas", explicó Rodolfo Torres, titular de la Asociación de Clínicas y Sanatorios de Mendoza (Aclisa) y agregó que respecto a la detección de coronavirus, "hay poco y nada".

"Los casos siguen presentes, pero lo que se observa es que llegan sin complicaciones de otro tipo de enfermedades. Hoy la mayoría de los pacientes son atendidos de manera ambulatoria y no requieren internación, como ocurría hace dos semanas", expresó Ariel Battistini, jefe de guardia del hospital Español.

El médico, que además es infectólogo, aseguró que sin ser especialista en meteorología, las altas temperaturas han permitido que los contagios disminuyan.

"Habrá que ver qué pasará en unos meses cuando arranque el invierno y regresen los días fríos a Mendoza. Hay que estar alertas con eso y reforzar las estrategias sanitarias", expresó.


Mejor prevenir que curar

La mayoría de los especialistas coincide en que la estrategia de la vacunación antigripal sirvió para controlar el avance de la gripe en Mendoza.

Según expresó Mario Valestra del Colegio Farmacéutico Mendoza (CoFaM): "La vacunación viene muy activa. Hay más expectativas que el año anterior y esto tiene que ver con que se adelantó la temporada de alergias y virus estacionales más de lo común, lo que generó mayor preocupación por parte de la población".


Respecto a la situación en las farmacias, el empresario aseguró que "no hay faltante de vacunas, por el momento". Incluso, destacó la gran demanda que se observa por parte de jubilados tras la activación de la inmunización del PAMI.

"Son muchos los adultos mayores que concurrieron a colocarse la dosis en las farmacias y el stock está asegurado", dijo Valestra.

Por su parte, Martín Sevilla, titular del PAMI en Mendoza, aseguró que "de 12.700 dosis recibidas para los afiliados, han sido colocadas a la fecha unas 6.500 vacunas, aproximadamente".


Cabe recordar que el Gobierno de Mendoza habilitó la campaña de vacunación antigripal para:

  • Pacientes con comorbilidades.

  • Embarazadas y puérperas hasta 10 días después del parto.

  • Niños entre 6 y 24 meses.

  • Mayores de 65 años.

  • Personal de Salud.

La medida se tomó luego de que el Gobierno nacional reconociera que había una circulación "no habitual" de gripe A, el subtipo H3N2, con 794 casos confirmados de diciembre del año pasado al 10 de febrero.

Este virus circula habitualmente durante fines de otoño y durante el invierno (principalmente entre los meses de mayo y agosto), pero este año se adelantó.


Fuente: El Sol