• Luis Mania

Alvear cuenta con una oficina municipal de Asesoramiento de Adopciones


En el salón José de San Martín del Concejo Deliberante, la Directora de Familia Cecilia Ariet, la Coordinadora de la Oficina Municipal de Asesoramiento de Adopción -oMÁa- Mónica Herrera y la Responsable de la zona Sur del Registro provincial de Adopciones -RPA- Lic. Soledad Arraes brindaron detalles de la Jornada Informativa sobre el funcionamiento de la Oficina Municipal de Asesoramiento en Adopciones.

“Estamos poniendo nuevamente en funciones a la Oficina Municipal de Asesoramiento en Adopciones, ésta es la primera de la zona Sur que es municipal y el objetivo de esta jornada es dar a conocer a todas las personas interesadas en adopción cuáles son los requisitos y que salven sus dudas. La oficina funciona en la Dirección de Familia, en la Asesoría de Niñez, Adolescencia y Juventud y está a cargo de la Lic. Mónica Herrera”, enfatizó Cecilia Ariet.

Por su parte, la Coordinadora de la Oficina Municipal de Asesoramiento de Adopción detalló que están tratando de sensibilizar a la oficina: “que la gente pueda saber que hay demasiados mitos alrededor de la adopción, queremos hacer llegar a todos los pretensos adoptantes el asesoramiento y el acompañamiento que deben tener al momento de inscribirse en el Registro Provincial de Adopción, dado que el único medio legal para todas las personas que quieran adoptar es inscribirse en el mencionado registro”.

La Responsable de la zona Sur del Registro provincial de Adopciones -RPA- explicó que como el Registro de adopciones tienen asiento físico en Mendoza, sobre todo para adoptantes de zonas alejadas, resulta dificultoso acceder a información o tener un acercamiento a profes prontamente.


“La idea de crear una delegación en la segunda circunscripción judicial, que tiene asiento físico en San Rafael, no solo pretende acelerar el trabajo con los niños que pertenecen a General Alvear, Malargüe o San Rafael, sino también el trabajo con los postulantes del Sur”.



La Lic. Soledad Arraes detalló que el proyecto adoptivo de cada familia determina el tiempo de espera, “si se pretende adoptar a un bebé la lista de espera es grande y si el proyecto es de edades más amplias, se puede adoptar en un plazo de dos meses, dado que el tiempo de inscripción y diagnóstico es corto. Además, se espera que la familia tenga las capacidades parentales para poder ahijar a un niño en situación de adoptabilidad, que no es lo mismo que un hijo biológico, ya que corren otro tipo de variables”.