Alemania reactivó el carbón para consumo eléctrico y usará el gas ruso para llenar sus reservas para

La decisión implica un replanteamiento del abandono de esa energía fósil tras la reducción del suministro del gasoducto Nord Stream. El gobierno también evalúa aplazar la desconexión de las tres últimas plantas atómicas del país.


Alemania ha reactivado ya una primera planta de carbón que se encontraba en situación de “reserva” para destinarla al consumo eléctrico, mientras acumula el escaso gas ruso que sigue suministrando el Nord Stream en sus depósitos de cara al invierno.

El propósito de la Agencia Federal de Redes (Bundesnetzgentur) es no utilizar más el gas para el suministro eléctrico, según informa el semanario Der Spiegel.


Por el momento solo se plantea reactivar una planta en Baja Sajonia (centro del país), de acuerdo con el plan aprobado el pasado 14 de julio por el Ministerio de Economía y el Clima, que implica de facto un replanteamiento del calendario del abandono de esa energía fósil.