Al menos 46 migrantes fueron hallados muertos en un camión en Texas

Pretendían cruzar la frontera desde México. Insoladas y con principios de asfixia, otras 16 fueron trasladadas a hospitales.

Los cadáveres de 46 personas fueron localizados este lunes en el interior del remolque de un camión estacionado en las afueras de San Antonio, en la frontera de Texas (EE.UU.) con México, junto a otras 16 personas que necesitaron asistencia médica urgente.

Aunque las autoridades no especificaron las nacionalidades de los fallecidos, ni el número de menores que viajaban en el vehículo, el alcalde de San Antonio, Ron Nirenberg, confirmó que las víctimas eran migrantes que habían cruzado la frontera entre México y EE.UU. hacinados en el camión en plena ola de calor.

"Es una tragedia. Son 46 personas que tenían familias y buscaban una mejor vida", dijo Nirenberg durante una rueda de prensa en la que también se confirmó la detención de tres personas aparentemente vinculadas con el suceso.

Las 16 personas que necesitaron asistencia médica, entre ellas menores de edad, estaban asfixiadas y sufrían deshidratación, informaron.

El alcalde vinculó el suceso a las redes de tráfico humano que operan en la frontera y añadió que espera que los "responsables de poner a estas personas en condiciones infrahumanas sean condenados".